martes, 13 de noviembre de 2012

Pablo Albo en Bibliotecas de Barrios y Pedanías



¿Cuánto hace que no has mirado debajo de la cama? Piénsalo.

Con calma. Bien, en todo ese tiempo ¿cuánto crees que habrá crecido la pelusa ahí debajo? Imagina cómo habrá engordado, cómo serán sus dientes y cuán terrible será su mirada.
Ahora mira debajo de la cama.
Si te atreves. 

¿Qué es una sesión de cuentos?

Yo creo que una sesión de cuentos no es solo una sucesión de historias contadas de viva voz. Es un trayecto de palabras que nos lleva a algún lado. Es un tiempo en que las palabras son las protagonistas.

Por eso la puesta en escena es extremadamente sencilla, para que nada se interponga entre la boca y el oído. Normalmente no hay sofisticados decorados, ni grandes artilugios, ni disfraces aparatosos. A mi entender porque no hacen falta.

  • Sobran los floreros. Que sea una persona de verdad, que está aquí y ahora, cerca, la que me cuente una historia.
  • El narrador busca la cercanía y renuncia conscientemente a otros elementos para hacer de la palabra desnuda un espectáculo.
  • Solo palabras, nada más. Y sin embargo no hay sensación de vacío. La narración no muestra, pero sugiere.

Las palabras traen las imágenes y las historias suceden en la imaginación de cada persona que los escucha.

Es un acto de creación permanente. El mismo cuento adquiere tantas versiones como personas lo escuchen. El mismo cuento que se convierte en tantos cuentos como personas haya. Como pasa con la lectura, cada lector hace su novela mientras lee.

Por eso la narración oral es literatura oral. Porque la literatura es literatura vaya por el aire o la encontremos en el papel.

Y porque hablamos de literatura no vale amontonar unas cuantas palabras, las que sea, para entretener. No se trata de hablar por hablar sino de contar una historia, un cuento que nos diga algo, que nos lleve a algún sitio, que nos traiga recuerdos de alguna cosa aunque no la hayamos vivido, que nos haga reír o que nos busque las cosquillas, que nos haga un nudo en el estómago o que deshaga el que traíamos de casa. Los cuentos son una carga de ironía, de ternura, de sarcasmo, de humor, de melancolía y de muchas otras cosas que no tienen nombre todavía.


PROGRAMACIÓN: 'Sesión de Cuentacuentos en Bibliotecas de Barrios y Pedanías'



RUTAS A SEGUIR


Ver Pablo Albo en un mapa más grande

Libros infantiles en la Biblioteca

Éstos y muchos otros de Pablo los puedes encontrar en la Red de Bibliotecas de Lorca.


Seguir por E-mail